La Regla pre-independiente

Publicado: 26 septiembre, 2011 en República Ultramarina de Regla

Regla tuvo una historia sufrida hasta su independencia. Por ejemplo, todo el mundo sabe que el nombre indocubano original era Guaicanamar, que significaba “frente al mar”. Se dice que pertenecía al cacicazgo indio de Guanabacoa (lugar de las aguas). Ya desde aquella época Regla era un cacerío periférico. Cualquiera que conozca Regla sabe que Guanabacoa está lejos cantidad, no hay modo de identificarse como parte de ella.

La fundación de la Regla moderna fue el  3 de marzo de 1687, cuando el Marqués de la Real Proclamación, Don Pedro Recio de Oquendo, dona al peregrino Manuel Antonio, de Perú, un pedazo de tierra para la construcción de una Ermita a la Virgen de Regla. Al parecer el Marqués consideró que la tierra no valía para nada. Si hubiese sido inteligente hoy el puerto de la Habana sería el puerto de la Real Proclamación. Comoquiera que sea, vender cosas alrededor de la ermita fue un buen negocio, y así comenzaron los asentamientos humanos. Esta tradición se perpetúa en los numerosos vendedores, tiradores de cartas y de caracoles que actúan al lado de la Iglesia.

En el mapa de 1858 se dice que la mayor longitud del pueblo era de 900 varas y la mayor latitud de 1756 varas. La superficie plana era de 1352 varas. Hoy es de 9 km2, tras el Sistema de Tratados de la Ciruela que reconocieron la independencia, donándose 200 metros cuadrados a Cuba, por lo que la actual República no coincide enteramente con el antiguo municipio.

Los asentamientos urbanos de Regla y Casablanca integrantes del antiguo municipio cubano eran barrios del municipio de La Habana. En el caso del pueblo de Regla ésta situación varió en 1812 cuando se crea un ayuntamiento que es suprimido en 1814, vuelve a constituirse en 1820 hasta 1823. En 1866 se vuelve a obtener la condición de municipio hasta 1901. En 1912 se restituye esta condición al territorio. Casablanca siempre perteneció a La Habana, por eso es que la corriente política conservadora es más fuerte allí. Casablanca pasó al municipio Regla con la división política administrativa de 1975. Sin embargo, todas las propuestas de secesión del Estado de Casablanca han sido derrotadas en pleisbicito. A fin de cuentas, el rumor de la desintegración del municipio precipitó la Rebelión Reglana.

La gente en Regla siempre fue muy rebelde. Los marineros, en 1833, se negaron a pagar el impuesto por trasladar pasajeros y mercancías entre Regla y La Habana. De ahí parte la repulsa reglana al pago de impuestos en las actividades por cuenta propia. También se organizaron, después de 1860, siete  Sociedades de Socorro que en Regla independiente se considera funcionan mejor que la Seguridad Social estatal cubana. En 1834 se fundó el Gremio de Toneleros quien protagonizó en 1876 la primera huelga organizada en Cuba. La huelga de 1879 contra el monopolio petrolero “Belot”, las realizadas en los almacenes de Regla, la obtención, después de varios años de lucha, por el Gremio de Calafateros de la jornada de 8 horas, la fundación del sindicato en 1910 por los obreros metalúrgicos y mecánicos de los talleres “Pessant” y la inauguración de un monumento a los Mártires del Trabajo el 1ro de mayo de 1913 en la Plaza Guaicanamar. Sobre esa misma fecha pero en el año 1921, el proletariado reglano obtuvo, con el beneplácito del alcalde Antonio Bosh y Martínez, un decreto alcaldicio en el que se consideraba el 1ro de mayo como una conmemoración universal. Tres años después, el 24 de enero, este mismo alcalde, dicta una resolución en la que determina plantar un olivo como recurso al “Gran Ciudadano del Mundo”, V. I. Lenin, al cual asistieron muchos pobladores. Este hecho quedó plasmado en la historia como el primer monumento a Lenin fuera de Rusia. Durante la dominación del gobierno revolucionario cubano, para continuar esa tradición obrera, las huelgas estaban prohibidas, se trabajaba más de ocho horas diarias sin paga extra (para eso se le daba el nombre de trabajo voluntario), el 1 de mayo eran obligados a desfilar en La Habana y no hubo más alcaldes ni mucho menos resoluciones que no viniesen de las instancias superiores. Una tradición importante bajo la Regla cubana fue el secuestro de lanchas para huir a Estados Unidos, que dió origen a la importante comunidad reglana de Miami.

Sin embargo, una gran parte de las características culturales que se conservan en la República que tienen origen en el período cubano de Regla. La disputa con Guababacoa y Salvador de Bahía de capital mundial de los cultos sincréticos de origen africano, el hecho que en Casablanca hay más católicos y tienen menos influencia de las culturas africanas. El Protestantismo (bautistas y pentecostales en Regla y bautistas y adventistas en Casa Blanca). La influencia de Testigos de Jehová en el Reparto Unión. Las sociedades fraternales formadas por hombres como las potencias abakúas (existen alrededor de 23 juegos y su presencia en Regla data de 1836) y la masonería (existen 4 Ordenes Fraternales, una de ellas en Casa Blanca)). La transportación por mar, la pesca deportiva, el furor por el béisbol y sofbol. Y unas ganas tremendas de hablar mal de los habaneros…

Quien esté interesado en la Regla cubana puede consultar el sitio, que inspiró este post y de donde tomé los datos:  Guaicanamar, vida cultural de Regla y Casablanca: http://www.sancristobal.cult.cu/sitios/mun/sitio-regla/

Anuncios

Deja una respuesta, comentario o teque...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s